Antiguo Testamento

Segundo Libro de Crónicas

Nuevo Testamento

 

 

 

 

Capítulos del segundo libro de Crónicas del Antiguo Testamento en la Biblia

 

 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36

 

 

 

 
 

LA BIBLIA - Antiguo Testamento - 2° Crónicas 1

 

 

 

 

1

Salomón hijo de David se Afianzó en su reino. Jehovah su Dios estaba con él y le Engrandeció sobremanera.

2

Entonces Salomón Habló a todo Israel: a los jefes de millares y de centenas, a los jueces y a todos los dirigentes de todo Israel, jefes de las casas paternas.

3

Salomón, y toda la Congregación con él, fue al lugar alto que Había en Gabaón; porque Allí se encontraba el Tabernáculo de Reunión de Dios que Moisés, siervo de Jehovah, Había hecho en el desierto.

4

(Aunque David Había subido el arca de Dios desde Quiriat-jearim al lugar que le Había preparado, porque le Había erigido una tienda en Jerusalén.)

5

Y el altar de bronce que Había hecho Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, estaba Allí delante del Tabernáculo de Jehovah. Y Salomón y la Congregación fueron a consultarle.

6

Salomón fue Allí, ante Jehovah, al altar de bronce que estaba en el Tabernáculo de Reunión, y Ofreció sobre él 1.000 holocaustos.

7

Aquella noche Dios se Apareció a Salomón y le dijo: --Pide lo que quieras que yo te dé.

8

Y Salomón Respondió a Dios: --Tú has mostrado gran misericordia a mi padre David, y a Mí me has constituido rey en su lugar.

9

Ahora, oh Jehovah Dios, sea confirmada tu palabra dada a mi padre David, porque Tú me has constituido rey sobre un pueblo tan numeroso como el polvo de la tierra.

10

Ahora pues, dame Sabiduría y conocimiento, para que yo pueda salir y entrar delante de este pueblo. Porque, øquién Podrá gobernar a este tu pueblo tan grande?

11

Entonces Dios dijo a Salomón: --Porque esto ha estado en tu Corazón, y no has pedido riquezas, ni posesiones, ni gloria, ni la vida de los que te aborrecen, ni tampoco has pedido muchos años, sino que has pedido para ti Sabiduría y conocimiento para gobernar a mi pueblo sobre el cual te he constituido rey,

12

te son dados Sabiduría y conocimiento. Pero también te daré riquezas, posesiones y gloria tales como nunca Sucedió con los reyes que fueron antes de ti, ni Sucederá Así después de ti.

13

Salomón Volvió a Jerusalén desde el lugar alto que estaba en Gabaón, de delante del Tabernáculo de Reunión, y Comenzó a reinar sobre Israel.

14

Salomón también Acumuló carros y jinetes. Tenía 1.400 carros y 12.000 jinetes, que puso en las ciudades de los carros y en Jerusalén junto al rey.

15

El rey hizo que la plata y el oro fueran tan comunes en Jerusalén como las piedras, y que el cedro fuera tan abundante como los Sicómoros que hay en la Sefela.

16

Los caballos de Salomón Provenían de Egipto y de Coa. Los mercaderes del rey los Adquirían en Coa al contado.

17

Cada carro que importaban de Egipto costaba 600 siclos de plata; y cada caballo, 150 siclos. Y Así los exportaban por medio de ellos, a todos los reyes de los heteos y a los reyes de Siria.

 

 

2

 
   
Búsqueda personalizada
 
     
 

 

 
 

 

 
 

 

 
 

La Biblia

 
 

hit counter

View My Stats